17 ene. 2014

La vida me ama y yo amo a la vida..., por Mariesca.

Soledad...

Dulce compañera
en los solitarios
caminos de la vida....
Fiel amiga,
eres el refugio
de las agitadas horas
del mundanal ruido.
Siempre allí,
como las frescas aguas
de un manso arroyo,
esperas sabiendo
que en algún momento
llegará el silencio
y te pedirá lo ampares...
Soledad, tan temida,
pero muchas veces
necesaria,
siempre aguardas,
nunca estás sola,
alguien te visita,
cuando menos
te lo esperas.

Mariesca
La vida me ama y yo amo a la vida...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)