9 abr. 2014

Censura, la única cárcel

Hoy, ya de buena mañana os dejo un texto que ha escrito mi amada Nat H. Ya habéis leído algunas cosillas de ella, y a mi personalmente me encanta como lo hace, como su reseña sobre Tokio Blues y un pequeño texto al que llamamos ''Vivir'' (os dejo el link al final de la entrada).
Siempre he pensado que tiene mucha cabeza, para pensar no por que tenga una cabeza muy grande (jajaj), sabe razonar de maneras que nadie es capaz y la verdad es que generalmente tiene mucha razón, en algunas ocasiones se equivoca pero como todos, yo la que más.  Así que os dejo parte de su sabiduría plasmada en el texto. Espero que os guste tanto como a mi. Te quiero, love.

<<Cuando empatizas tanto con alguien, tanto que hasta duele, es el dolor más sano del mundo, ¿paradójico, no? Lo cierto es que el amor de verdad no es otra cosa que la empatía, que el entendimiento y respeto mutuo entre personas que se quieren y se desean lo mejor, porque, no seamos hipócritas, en el amor no hay un tu y un yo, sino un nosotros, que no es más que el decir te quiero, y por tanto, como te quiero no voy retenerte, no voy a tenerte, pues no se puede poseer a una persona, cuanto menos enjaular sus sentimientos. Ya sean estos hacia la propia persona o hacia otra, el amor no se regala, sino que se construye, se construye y se va ganando poco a poco, porque no es eterno, pero si es único, es el sentimiento que debería unirnos y sin embargo parece ser que es el que más nos distancia, pero no, no es el amor lo que nos distancia de los demás y de nosotros mismos, del mundo… No, lo que nos separa es un egoísmo, el egoísmo que nos invade a todos por ese afán de saciar nuestras necesidades sin más. Es tan necesario estar solo como acompañado, es tan imprescindible querer como quererse y ser querido, si uniésemos, si en vez de repartirlo todo entre “tuyo y mío” simple y llanamente repartiésemos, entre el amor de los unos a los otros todo se haría la paz. Porque no hay mayor error que el individualismo, pues el egoísmo radica contra la felicidad, nos falta sentir más y pensar menos, hablamos mucho pero decimos muy poco y eso, eso es peor cáncer de una persona, que, aún con problemas, debe ser feliz.>>


http://almaocultadelanoche.blogspot.com.es/2014/01/vivir-por-nat-h.html
http://almaocultadelanoche.blogspot.com.es/2014/03/cronica-de-tokio-blues-por-nat-h.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)