6 abr. 2014

La reunión. Lyss. 21

Entre risas y bocanadas de aire, Clare vuelve a su sitio junto a Cohl. Es entonces cuando la 'pajarraca' de Amish me coge el brazo y me susurra, para que nadie salvo yo la escuche.
- Sigue así, continua con tus tonterías y seré yo la que acabe personalmente contigo.
Después de la amenaza, me suelta y mira al frente. La cosa no se quedará así.
- No te temo, nunca lo he hecho, ni lo haré. Así que guárdate las advertencias para quien las necesite, porque soy tan libre como tu de hacer lo que me plazca.
Dicho esto, me despego de ella y saludo a Stephen, quien se sienta a mi otro lado.
- ¿Ha pasado un buen día, Lyss?- dice añadiendo una sonrisa.
El muchacho me confunde, ¿está hablándome de usted? Ni que fuera una vieja... Algunos tan respetuosos y otros tan poco.
- Sí, la verdad es que he tenido un día... Entretenido.- me quedo mirando al frente, no se que más de decirle, pero rápido se me ocurre.- Por cierto, no hace falta que me hables de usted, no hay nada que me haga diferente...
- Bueno, especial es, Lyss.
- Da igual, sea lo que sea, no lo hagas, por favor.- le ruego. No me gusta que lo hagan.
- De acuerdo, como quiera... Como quieras, lo siento..- dice haciendo una mueca.
Le sonrío, la verdad es que me parece sencillamente adorable.
Clava sus gélidos, pero a la vez adorables, ojos en los míos y imita mi gesto. Son tan azules como el cielo, pero igual de claros que el hielo. Tiene unas pupilas considerablemente grandes, aunque dejan ver perfectamente el color que las rodea.
- ¿Sabes de que van a hablar?- le pregunto, con curiosidad.
Cojo uno de mis tirabuzones y me lo enrollo al dedo, juego con él. Es entretenido. Muevo un poco la cabeza, y la pongo de lado, como si fuera un gatito.
- Pues, realmente no lo tengo claro. Supongo que sobre... Sobre... Sobre algo de los elfos. Pero no me hagas mucho caso.- dice medio tartamudeando.
Vaya... ¡Qué mono!
- Ajá... Bueno, ahora veremos, ¿no?
No aparta la vista de mi, hasta que nos interrumpen.
- Valkyria, deja en paz al chaval, anda. Que ya tenemos suficiente con que estés presente.
Me giro, y lo veo frente a mi, al otro lado de la mesa.
- Hombre, si llegó el colmillos. ¿Cómo ha ido la fiesta de tu habitación? ¿Has acabado con ella? Ya sabes que al próximo golpe...- digo sin acabar la frase, y dejando que pequeñas chispas salgan de mi mano derecha.


Esto es todo por hoy, va por ti minina impaciente, que no dejas de pedir y pedir ;) Me alegro de que sea asi, de verdad. Gracias.

2 comentarios:

  1. ueeeeeeeeee con dedicatoria y todoo!!! me encanta pantera!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj of course, minina. Gracias a ti escribo cada día con más ganas. Me alegro de que te encante.

      Eliminar

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)