4 jun. 2013

Una vez tras otra, decepción. Tropiezo, caigo, sangro.... Siempre igual, la herida no se cierra. El corazón bombea la sangre que queda. No se produce nada, queda poca. Me clavaste un puñal, hiciste que ella se desperdiciara y que no sirviera de nada. Sigue, sácalo. No hay más, esta herida se deberá cerrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)