12 nov. 2013

1

Hoy también me gustaría enseñaros algo que escribí hace ya bastante. No es que sea perfecto ni nada por el estilo, ya que nada de lo que escribo lo es, aún necesito más práctica.

<<Hay veces en las que pienso que necesito adentrarme en ella, sentir su calor, encerrarme y no salir, perder la cabeza por querer estar ahí. Necesito que tu, salvador, nos saques de este mundo de corrupción, que con tus hermosas alas oscuras vueles a lo más alto. Tú, eres un ser superior a todos, alguien el cual dicen  ser humano, pero ahí, discrepo... Tanta perfección no puede existir. Un ángel caído, con alas negras, invisibles para los normales, pero visibles para aquellos que te siguen. Con una tez pálida, tu rostro se cubre de marcas, igual que el resto de tu cuerpo. Con una mirada fría como el hielo y bella como la luna, brillan tus ojos, dejando parte de tu alma al descubierto... No los cierres. ¡No, no! No lo hagas, no dejes de iluminar este sombrio camino, no dejes que él nos atrape... Solo tu podrás controlarnos, solo tu podrás llevarnos hasta la vida eterna.
Con un ejercito te mueves, sobre la tierra de nadie, la tierra del desastre. Unos soldados sin vida, controlados por los fantasmas de su pasado, con ideas pasivas y falta de alma, estos vagan sin rumbo siguiendo a un único líder, vos, el salvador, el oscuro, e incluso el maldito para algunos. Atrapados en un cuerpo inerte, tus siervos intentan sobrellevar la vida que en un principio les has dado. El placer de andar, de sentir el aire rozando sus mejillas, pero aun asi son inmunes a los sentimientos, al dolor, a la pena... Solo el miedo es capaz de controlarlos. Pero hay uno que se te escapa, uno que siente, que sabe que hacer, que piensa por si mismo, y por eso es tu elegido. El centro de tus pensamientos, es diferente a todos tus siervos, es hermoso.
Con un cabello negro parecido a la seda, se mueve a la vez que el viento haciendo que en él se formen olas de las cuales no salen nada más que belleza, su rostro es fino a pesar de que sus rasgos son marcados y a la misma vez delicados. Como diamantes sus ojos de color esmeralda brillan, y estos son los que cada vez que los observas te encandilan, no puedes resistir sentir esa curiosidad, ese deseo sobre ella...

CONTINUARÁ .>>

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)