27 ene. 2014

Fragmento de *Entresuelo* de Jaime Sabines.

Recuerdo que recuerdo su nombre,
sus labios, su transparente falda.
Tiene los pechos dulces, y de un lugar
a otro de su cuerpo hay una gran distancia:
de pezón a pezón cien labios y una hora,...
de pupila a pupila un corazón, dos lagrimas.
Yo la quiero hasta el fondo de todos los abismos,
hasta el último vuelo de la última ala,
cuando la carne toda sea carne, ni el alma
sea alma.
Es preciso querer. Yo lo sé. La quiero.
¡Es tan dura, tan tibia, tan clara!

Fragmento de *Entresuelo* de Jaime Sabines.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)