26 ene. 2014

Libertad

Cierro los ojos. El sol me acaricia con sus rayos, calentándome y haciendo que el frío del invierno sea más llevadero. Toco la arena, que bajo mis pies se mueve. Me siento en ella, esta húmeda, se cuela por mis pantalones y entra en mi camiseta. Al tumbarme la que se ha colado me araña la espalda, hace cosquillas, aunque también es realmente molesta. 
El aire me acuna, mece mi pelo, con delicadeza, ya que tampoco alcanza a llevarse mucho con él. Respiro hondo, mientras dejo que el puro y fresco aroma del bosque llene mis pulmones. Libertad. 
Estoy tranquila, pocas veces lo estoy. Sonrío a las nubes que me observan, que , de vez en cuando, tapan los rayos y me abandonan al frío. Pero luego se marchan, divertidas, danzando entre el aire, desfilando entre ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)