21 feb. 2014

Briznas de hierba y aire.


Estoy saturada, cansada, el cuerpo me pesa, apenas puedo moverme. Me agota hasta tener que pensar, no quiero que todo se vuelva negro de nuevo, asi que cierro los ojos e imagino un mundo donde no hay nada, solo un prado verde iluminado por la luz del sol. Dejo que los rayos de este acaricien mi piel, dorándola y volviéndola cálida a los ojos de cualquiera, calentandome y abrigando mi helado corazón.
Me tumbo sobre la hierba, cojo aire y dejo que el oxígeno me haga vivir. Paso las manos por encima de la brillante espesura que cubre el suelo, es suave, pero a la vez esta formado por pequeñas agujas puntiagudas que hacen que mi piel se pinche y me me irrite. Siento como la brisa mueve mi pelo, y cada una de las briznas que levanto, mientras salen volando .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)