10 abr. 2014

¡Dispuesta a volar!

Ver como algo que te hirió, y mucho, va degradándose, perdiéndose en la miseria y deshaciéndose, es, aunque cruel, reconfortante. Sentir que has evolucionado, que has ido más allá, has perdido el miedo que tenías antes ha volar. Te da las fuerzas suficientes para hacerlo una y otra vez, para demostrar que el pasado, pasado está, que ahora puedes con huracanes, tormentas y todo aquello que se ponga por delante.
Y punto.
ESTOY CONTENTA Y FELIZ, Y A QUIEN LE PESE... ¡PUES A PASTAR!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)