9 may. 2014

59. Lyss. Freyja

- Ángel, si no te importa, voy a ir a despejarme. No puedo con los hombres así, si eso se puede considerar como tal.- me dice.
- Claro, tranquilo, ve.- hago una pausa, dejando que mis pulmones se llenen de aire.- Yo iré a la habitación un rato.
Me besa la mejilla, y sale para afuera.

Me dejo caer sobre la cama, rebotando, me acurruco junto a la almohada. La desolación hace que me estremezca, que me enfríe. Una pequeña lágrima recorre mi rostro, estampándose contra la tela. No debería haberle besado, no quiero hacerle daño ni confundirle, es un gran hombre... Es mi guardián. Oh, por Odín... ¡Ya no hay vuelta atrás! Golpeo el colchón, presa de la furia, y más lágrimas caen contra él, que las absorbe como si no hubiera pasado nada.
Cada día es peor, me hago más débil, lo noto, me siento más delicada y sensible, es horroroso. Esto me da mal royo... ¿Y si le pido a Amish que me devuelva? No más Eiliv, ni Egil, ni berserkers, ni elfos oscuros...
Un rayo de luz me ciega. La habitación queda completamente iluminada bajo él. No veo quien hay, pero algo ha entrado.
- ¿Qué dices algo, pequeña loca?
La diosa pantera esta ante mi, con los brazos entrecruzados sobre los pechos.
- Freyja...
- Niña, ¿qué son esos pensamientos? Deja de deprimirte, ¿no sabes que no es bueno?
- Yo...- estoy paralizada.- No comprendo nada de esto, ¿por qué yo?
- Ya te dije que las nornas tienen algo para ti, es importante. No puedes abandonar ahora.- se sienta a mi vera y me acaricia el pelo, como si fuera una de sus delicados felinos.
- Hay veces que me siento abatida, no tengo ganas de seguir, no si esto es lo que me toca. No quiero tener estas riñas con el vanirio, ¿y Egil?
- Al tuerto se le ocurrió hacerlo bajar, ya ves tu que gran servicio...- dice mofándose de él.
- Mamaidh, no se como defenderme de ellos. Han cambiado algo en mi...- madre, le digo.
- Mo katt, mi pequeña y delicada Lyss. Si no sabes como hacerlo- chasquea los dedos y de ellos sale una pequeña llama- Véngate, electrocútalos, haz que se queden con la lengua fuera, como si fueran un desafortunado cachorro que ha mordido un enchufe.
Estoy atenta a las palabras de la diosa, pero no entiendo cómo deshacerme de este lio.
- Déjate de lios. Márchate, habla con Jae y ve a ver a esos chuchos de Odín. Te irá bien.
Asiento, y sonrío. Muchas veces no es más que una arpía, pero en estos momentos me reconforta tenerla aquí, aunque sea solo un instante.
- Eeeh, esa mente. De arpía nada, para eso ya tenemos a Amish.- dice mientras me guiña un ojo.- Ahora, pórtate bien, se mala y rompe corazones, valkyria. He visto que hay unos preciosos vestidos en el armario así que mas te vale ponértelos o seré yo quien te los ponga delante de todos.
- Gracias.
- Cuidate, nonne.
Como vino, se va, solo que de forma menos escandalosa. Desaparece, como si no hubiera estado aquí. Es entonces cuando entra el guerrero.
- ¿Ha ocurrido algo?- dice preocupado.
- No, tonto. Solo he tenido una visita.- digo secándome los ojos.

Al fin y al cabo, Freyja es buena persona, ¿o no?

1 comentario:

  1. Freyja se ha presentado?¿?¿? vale no me esperaba nada de esto!!! me encantaa!! y a la pregunta de si freyja es buena o no, yo creo k si, aunque a veces tome decisiones que no gustan, creo que mira por sus hijas las valkyrias y las kiere con locura.
    Me encanta minina!!

    ResponderEliminar

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)