17 may. 2014

Dear Diary V

Como he dicho en la entrada anterior, hoy os dejaré el Dear Diary V creado por Mary Kate del blog Wonderwall Palace junto con quien colaboro con esta preciosa iniciativa llamada Dear Diary. Os dejo el link en el que pone las condiciones, para que así no se olviden. Además, allí encontraréis todos los Dear Diary que se han ido creando hasta la fecha:
http://almaocultadelanoche.blogspot.com.es/2014/04/dear-diary-manana-el-primero.html

Dicho esto... ¡Empezamos! El protagonista que nos ha planteado Mary esta vez, es...

“Ciudad. Hora pico. Hombre de 30 años vestido con traje, corriendo por la calle abriéndose paso entre la gente”

Querido diario,
Hace rato que debería haber cerrado los ojos, hace rato que debería estar ya sumido en un desgarrador sueño. Ese que se repite noche tras noche, después de una cena ligera y un rato de televisión y lectura. Antes de ir a dormir, me lavo los dientes, bebo un vaso de agua, arreglo la manta del sofá y lo dejo todo en su sitio. Esta noche también ha sido así. Me he metido en la habitación, me he sentado en la cama, y me he dado cuenta de que me había dejado la botella de agua que suelo tener sobre la mesita de noche, en la cocina, vacía y tirada por la encimera. He tenido que ir a por ella, en medio de una oscuridad absoluta, las persianas estaban bajadas. Al volver me he golpeado el dedo meñique con la mesita del comedor, creo que puedo habérmelo partido, pero da igual, de momento.

Oh, diario. Me he quedado dormido. Los rayos me han deslumbrado a su paso, y no he tenido más alternativa que levantarme. Nada más desayunar he mirado el teléfono, tenía varias llamadas de Elisabeth, mi prometida. Había dejado mensajes en el contestador. Aún no me lo puedo creer, se marcha.

Como un desesperado me he vestido y he salido corriendo, no puedo perderla, no hoy, no a dos días de nuestra boda. Me he golpeado contra la gente, intentando pasar entre ella, pero mis esfuerzos han sido en vano, no han servido para nada más que para observar como el taxi en el que iba, se largaba y se mezclaba con los demás vehículos que llenaban la carretera. La he llamado, ya no se ni cuantas veces han sido, he perdido la noción de tiempo. La rabia, la ira y las lágrimas se han apoderado de mi hasta el punto en el que he empezado a golpear cosas.
El dedo estaba roto, o eso me han dicho los medicuchos que han tenido que enyesarme la pierna. Un despiste ha acabado con mi movilidad, durante un tiempo, cuando una moto se ha cruzado en mi camino y me ha arrollado. ¿Pero qué más da todo si no la tengo a ella?

Espero que os guste, y que me dejéis vuestras versiones por aquí debajo para poder leerlas. Recordad que en unos días tendremos por aquí el sexto personaje.

2 comentarios:

  1. Hola!
    Pobrecito! Realmente no fue un buen día para tu personaje, ajajajja, quiero creer que luego su vida va a mejorar!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! :) Pues la verdad es que tienes razón, pobre... Pero bueno, yo también espero que le mejorara la vida.
      Un abrazo ^-^

      Eliminar

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)