28 nov. 2013

13.

¡Hoy un poquito menos, pero igual de intenso!

<<El caído se acercó a la muchacha.
- ¿Cómo estás?
- ¿Ahora te preocupa cómo este?
- Siempre lo ha hecho, puede que no directamente.
- Oh, cállate, no me intentes engañar.
- Como queráis.- dijo el galante, ahora, caballero.
Hécate se quedó mirando a su hermoso líder.
- ¿Quién se cree que es?- le dijo a Espíritu.- Si pudiera, lo ahogaría con mis propias manos hasta que suplicara su liberación.
El caballo miraba a su compañera, parecía entenderle como nunca lo había hecho.
- Shield- dijo Hécate- ¿Tu sabes que le ocurre? ¿O por qué ahora se interesa por mi?
- Dejadlo, su cabeza no es más que un hervidero de ideas.
Hécate asintió, que más le daba a ella aquel arrogante caído.
- Él vive libre, pocas veces se ve atado a alguien.
- se siente atado, será a si mismo... No es más que un egocéntrico.
- Tened paciencia, princesa.- dijo  mientras se iba.
- Princesa...- repitió ella en voz baja.- ¿Princesa, decís?
- Sí, para algunos sois más que una simple caída.
- Gracias...
- ¡Vamos! Moveos, nos marchamos.- dijo el Profeta.
Pasaron frente a la hermosa, su pelo brillaba como el azabache bajo el sol.
CONTINUARÁ>>

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)