2 dic. 2013

17.

Espero que esta continuación os guste tanto o más como el resto de la historia.
<< Todos ellos hicieron caso, se esparcieron creando diversos grupos, para la búsqueda de material nuevo.
Los Wild Ones se caracterizaban por su rapidez, y por la capacidad de aprender rápidamente. Pero no solo el ejercito llamaba la atención sino que los cabecillas, Shield, Destroyer, Mystic, Duelo y el propio Profeta habían sido elegidos para la causa y sabían que hacer.
- ¿Qué debemos hacer, hermano?- dijo Duelo.
- No vamos a dejar que le ocurra nada a ninguno de ellos, no mientras aún tenga aliento.
Un ápice de esperanza y humanidad se ''abrió'' sobre él.
 Realmente le importan, tiene corazón, o algo por el estilo.- pensó Hécate.
La princesa le miraba, no podía evitarlo. Aquel hombre había sido creado para aquello, para luchar, para liberarlos, para ser completamente perfecto, la sonrisa del propio diablo.

Un mundo de odio les esperaba, pero ellos no debían tener miedo a nada.
Elegido, miserable y divino, cuidado. No te arriesgues, no los induzcas o perderás lo que más quieres. Y El Miedo se dará cuenta.

Ahora todos ellos tenían algo por lo que luchar, y no se iban a dar por vencidos y desaparecer de aquellas tierras como querían.
- No podemos luchar sin una organización- dijo Shield.
- Lo haremos, antes de mañana al medio día. Esta noche los Wild Ones, y nosotros mismos debemos descansar.
- Bien.- dijo ella, delicadamente.
- Sería mejor que tu no te involucraras.- le dijo con un tono sobreprotector.
CONTINUARÁ>>

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)