20 feb. 2014

Cuarta parte de Valkyria

¿Un sobre?
Me acerco poco a poco a él. No puede ser, no puede ser, yo no puedo...- me digo a mi misma, intentando controlar mi desbocado corazón, que solo hace que luchar por escaparse de  mi pecho. Lo cojo, noto su tacto, es suave como el algodón, como la piel de un recién nacido. En su interior hay una tarjeta del color de la plata con un texto negro, brillante y perfecto, en cursiva. 

            << Lyss, valkyria del rayo, hija de Thor y acogida en el seno de Freyja, 
               descenderá junto al resto de sus compañeros y su pareja, 
                 durante la próxima tormenta en el Midgard.>> 

No hay más, solo eso. Mis ojos se humedecen al instante, tanto que ya apenas puedo distinguir las letras que tengo frente a mi. ¿Bajar? Sí, junto a mi pequeña, no iba a estar sola. Cierro los ojos y aprieto el sobre contra mi pecho, por fin ha llegado la hora... Es mi momento. La felicidad  me ha invadido, y las lágrimas no dejan de caer, alegres, contentas, pero a la vez asustadas, tienen miedo a lo que pueda haber ahí abajo. ¿Y si al caer desaparecen? No, eso no puede ser, juntas son fuertes, y si se unen, la gota será aún mayor. 
Salto, corro, e incluso vuelo. Pequeñas descargas salen de mis manos, hilos de luz que despegan y caen contra todo, dibujando formas en el aire, viajando por él. 
Salgo de la habitación y vuelvo a pasar por aquel pasillo que hace apenas cinco minutos me había desquiciado, voy rápido, mucho, tanto que para un humano sería prácticamente imposible saber  realmente donde estoy. Lanzo gritos de alegría, no me lo puedo creer. Al final de este veo a Clare junto a Cohl. Que raro, pienso sarcásticamente. 
Nada más llegar a donde está, salto encima de ella, para que me agarre. Se asusta al notar mi cara y mi cuello mojado por las lágrimas que hacia unos minutos se me habían escapado.
- ¿Qué ocurre, pequeña?- me dice preocupada.
Niego con la cabeza, pero no le contesto. Me abraza más fuerte, y eso hace que mi corazón sonría, tanto o más de lo que ya lo hago yo.
Entonces, me aparta de ella, se pone en frente y me observa entera. En las manos llevo el sobre, igual que el que sujeta Cohl entre sus manos.
- ¿Bajas?
- No me lo puedo creer... Yo... Claro, o eso es lo que pone aquí dentro.- digo alzando la tarjeta. 

Esto es lo que hay de momento. Haré una entrada completa, de lo que llevo escrito sobre Lyss. ¡Espero que os guste tanto como me esta gustando a mi escribirlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)