11 may. 2014

Amos y Mazmorras, La Doma. Reseña.

Esta reseña ya se debería haber hecho hace tiempo, pero al parecer no hubo ocasión o simplemente no me di cuenta de que no la había hecho. Pero bueno, ni corta ni perezosa aquí me pongo a hacerla con mucho gusto. Esta vez hablaré sobre la primera parte, Amos y Mazmorras la Doma.

<<Las personas somos duales: tenemos una parte dominante y otra sumisa. En el BDSM la esclavitud y la libertad coexisten en sus participantes. La primera se experimenta, la otra se siente.>>

Esta maravillosa saga me la empecé hará casi un año. Para entonces ya había empezado con la Saga Vanir, enamorándome completamente de la forma de escritura de Lena. Cuando ví los libros, y encima a seis euros,  me volví loca. No me lo pensé ni un solo segundo, fui rápidamente y me lo compré. Era la primera novela de thriller erótico que leía, ya que posteriormente leería Cincuenta Sombras. Al principio quede sorprendida, ya que jamás pensé que ese tipo de libros fuera a gustarme, nunca me había movido más allá de los vampiros, hombres lobo, y ángeles caídos, ya ves tu... Fue toda una revelación encontrar este tesoro de saga.

Amos y Mazmorras... ¿De que habla? Sencillamente se puede decir que trata de una agente de policía que quiere entrar en el FBI, cuando hace la prueba, la deniegan y la marcan como no apta para poder formar parte del cuerpo. Tanto su hermana como Lion Romano, un amigo de la infancia, más unido a Leslie Connelly, la hermana de Cleo, nuestra protagonista, ya estaban dentro. Al cabo de unos meses, uno de los 'jefazos' del FBI llama a la puerta de Cleo con la mala noticia de que su querida hermana ha desaparecido mientras estaba infiltrada en una misión secreta centrada en la trata de blancas y el tráfico de drogas de diseño, para ello había logrado entrar en un juego de rol llamado Dragones y mazmorras DS, centrado en el BDSM. Para ello deberá formarse a manos de Lion, el hombre del que ha estado coladita desde siempre. Durante este tiempo aprenderá a vivir su sexualidad de otra manera, en una aventura llena de peligro tanto físico como emocionalmente.

<< Azotes y latigazos: azotar a un sumiso es solo otra manera de acariciar, tocar y estimular a la otra persona a niveles físicos y psicológicos.>>

Es una pequeña reseña, lo se, pero es lo que hay. Cuando vuelva a leerlo, que lo haré, ya añadiré cositas.

Los juegos están servidos: los dragones salen de sus mazmorras. ¿Estáis preparados?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)