14 jul. 2014

Enyd.2

Lo más delicioso de aquella existencia, de poder vivir como quería, en la faz de la tierra y no en aquel lugar llamado cielo, era los paseos que Enyd daba cada mañana con la salida del sol, dejando que los rayos la acariciaran como si fuera una flor silvestre. Su pelo relucía bajo la mirada atenta del astro, haciendo que pareciera aún más anaranjado de lo normal, a la par que claro.
En uno de estos paseos le vio, estaba junto al río, lanzando piedras al agua, haciendo que salpicara para mojar las rocas que invadían el paso del líquido cristalino.
Enyd paso a esconderse tras un ancho y centenario árbol, deseaba observarlo todos los días de su vida, verlo caminar, pasarse la mano por el pelo, comiendo, o simplemente cuando la estuviera mirando.
De repente, entre tanta idea y sueño, el muchacho desapareció. No estaba en el mismo lugar en el que ella creía que se encontraba.
- ¿Pero...?- balbuceó
Se dio la vuelta, con rapidez, pero fue entonces cuando se topó con el cuerpo del hombre al que tanto admiraba. El tiempo se había parado, deteniendo todo con ello, menos sus cuerpos.
Tragó saliva y se relamió los labios a la vez que intentaba mantener la calma y no salir corriendo del lugar que hasta hacia apenas un par de segundos le parecía seguro para que no la descubrieran.
- ¿Te has perdido?
- Eh... No
- ¿No?- dijo él haciendo una pausa, a la vez que sonreía.- Pues no lo parece
- ¡Pues no lo estoy!- dijo con nerviosismo, recuperando el sosiego que él le quitaba.
- Me suenas mucho, ¿te he visto antes?
- Yo... Pues... Creo que sí.
Enyd empezó a acariciarse el pelo, apaciguando los latidos de su corazón, el cual intentaba huir de aquella terrible escena, que acabaría en un desastre asegurado.
Él no pudo evitar reír ante tal comportamiento, le hacía gracia ver lo nerviosa que empezaba a estar la muchacha, y quería hacer que eso fuera en aumento, así que se acercó más a ella. Apoyó la mano sobre el tronco, sin dejarle escapatoria.
- ¿Si? ¿Dónde? Podrías- hizo una pausa, pareciendo interesante y al mismo tiempo seductor-, refrescarme la memoria, ¿no?
- Sí.. Claro, ehm... Creo, creo que fue en la barbacoa que hicieron los de la comunidad.
- Ajá, ya recuerdo quien eres. Ibas con el panoli ese, hijo del ''líder''- dijo burlándose de ella.
- Es buena gente- lo defendió.- Al contrario que tu, que no te has ni presentado.
Se acercó a su pelo, oliendo, inspirando su aroma.
- Cierto, angelito, ni lo haré por el momento.- le susurró al oído, y al despegarse le guiñó un ojo, a la vez que volvió a desaparecer.



Primera entrada de Enyd:
http://almaocultadelanoche.blogspot.com.es/2014/06/enyd-los-viajes-nunca-son-faciles.html

3 comentarios:

  1. ooooooooooooh!!!!! me he enamorao jajajajajajjaja me gusta mucho, aunque lyss es mi favorita, pero esta enyd no se queda atrás!! muy bien minina!!! <3

    ResponderEliminar
  2. Interesante, inquietante, tiene trama, erotismo y amor... me encanta!!! continua!!! mordiscos! LOLY BONITA.

    ResponderEliminar
  3. jedskjfbjksfgksfhksfskehgk OH DIOS MIO! Quien es ese??? Quiero saberlo!!!

    ResponderEliminar

¿Tienes algunda duda?¿Quieres dar tu opinión? ¡Deja tu comentario! No muerdo ;)